Hace siglos que el ser humano quiere significarse por las pinturas en el cuerpo. Antaño podían ser signo de poder en una tribu, por ejemplo. Hoy en día, todavía se hace, aunque más por gusto. Por eso nos preguntamos, en las oposiciones de Policía Nacional, ¿qué pasa con los tatuajes? ¿Están permitidos o no?

Ahora bien, los tatuajes no siempre son visibles. Por ejemplo, si se dibujan en el pecho o en las piernas, el agente no los mostrará cuando vista su uniforme. Sin embargo, cuando se hacen en el brazo, en el cuello, incluso en la cara, sí que pueden ser vistos por cualquier persona. ¿Pone el CNP algún problema en estos casos?

TATUAJES Y POLICIA NACIONAL
Más de 35 años formando policías nos avalan

Los Tatuajes del Policía Nacional

Entonces, ¿están permitidos? La verdad es que sí. Sin embargo, si bien no existe motivo de exclusión para el opositor, sí que hay que afirmar que hay ciertos matices a tener en cuenta.

Y es que el asunto del tatuaje puede ser algo subjetivo en el momento del acceso al CNP. Se debe a que la decisión final estará en manos de los examinadores. Una vez realicen la entrevista personal, ellos serán los que decidan si el individuo es apto o no es apto, y el tatuaje puede ser una condición a favor o en contra en este tema.

Se debe a que no existe una normativa establecida en el BOE sobre el acceso al CNP si se tienen tatuajes, cosa que, por ejemplo, sí sucede para los aspirantes al cuerpo de Guardia Civil, en el que sí está establecido de forma obligatoria que no se pueden tener tatuajes visibles una vez se viste el uniforma oficial.

En el caso de la Guardia Civil, la ley establece según el RD que:

  1. El tatuaje no superará los 70 centímetros cuadrados en cada extremidad.
  2. No puede incluir una expresión o imagen que vaya contra la Constitución española, que incite al odio o que refleje un motivo obsceno.
  3. No pueden estar en cuello, cabeza o manos.
  4. Se prohíbe que las imágenes sean contrarias a las virtudes militares o a las autoridades.
  5. No pueden atentar contra la disciplina o imagen de la Guardia Civil.
  6. Tampoco pueden incitar o hacer referencia a discriminaciones o motivos obscenos.
  7. No pueden incitar al odio y, por supuesto, tampoco pueden poner en un compromiso la neutralidad sindical o policial del cuerpo.

¿Por qué explicamos estos detalles en referencia a la política de tatuajes en el cuerpo de la Guardia Civil? Porque, cuando hablamos del CNP, todos estos pueden ser también motivos de exclusión del proceso de oposiciones. Aunque no haya una legislación propia, los examinadores y controladores utilizarán políticas similares para decidir si una persona es apta o no por este motivo.

Los Tatuajes y el proceso de oposiciones a la Policía Nacional

Consideramos que, explicado esto, queda claro que el tatuaje en sí no tiene por qué ser motivo directo de exclusión de un proceso opositor. Ahora bien, dependiendo de su naturaleza, queda claro que podría interferir. Y es que, durante el reconocimiento médico, el doctor está obligado a dejar constancia de la existencia de los mismos, por lo que, si se llega a la fase de la entrevista, el entrevistador podría preguntar sobre los dibujos en el físico del aspirante.

Sea como fuere, todo quedará a juicio más o menos subjetivo del examinador, que será quien tenga la última palabra. Es decir, si no son visibles cuando se viste el traje de verano, y como hemos dicho, si no supone un menoscabo al cuerpo, a la sociedad, etc., es muy probable que no haya problema alguno a este respecto.

Recuerda que, además, debes procurar que los tatuajes:

  • No te conviertan en una persona fácilmente identificable.
  • No irán contra los valores constitucionales.
  • No comprometerán tu neutralidad.
  • No pueden ser indecorosos u obscenos.

Recuerda que, si alguno de tus tatuajes puede comprometerte, deberías eliminarlo antes de entrar en el proceso selectivo. La discriminación y el odio no tienen cabida en el cuerpo de Policía Nacional español.

No olvides, además, que los examinadores te pueden hacer ciertas preguntas sobre los tatuajes. Por ejemplo, el motivo por el que te lo hiciste, qué quieres transmitir, si consideras que un policía debería llevarlo, etc.

Si quieres formar parte del proceso selectivo de las oposiciones de Policía Nacional, ya sabes qué pasa con los tatuajes y qué problemas te podría ocasionar. Y, si tienes más dudas, no esperes y contáctanos. Estaremos encantados de resolver tus dudas y ayudarte.

Contacta con nosotros

Para resolver cualquier duda (precios, horarios, convocatorias...), así como para la oportuna reserva de plaza o compra de material didáctico relacionado con la oposición, no dudes en contactar con nosotros.