La violencia de género es una de las luchas con mayor auge en los últimos tiempos. Cada día hay personas que sufren a causa de este abuso que se ejerce sobre ellos, ya sea en situaciones familiares, de pareja o amistad.

 La integridad física y psicológica de un ser humano en este tipo facetas es injustamente violada por otra persona que se siente con más poder. Por ello, hay que saber detectarlo a tiempo y ponerle fin.

 Cada vez se toma más consciencia sobre este tipo de desigualdad y abuso, tanto a nivel social como a nivel político. Tanto así que finalmente se aprobó de forma institucional la ley de violencia de género, donde se protege a las personas que sufren por esta causa.

Oposiciones Policia Nacional Academia de Policia Nacional Madrid JoyfePol Feres

Qué es violencia de género

La violencia de género consiste en la agresión física o psicológica hacia otra persona por su género u orientación sexual. Afecta de forma negativa al bienestar del individuo tanto a nivel social, económico, emocional y físico.

 También se considera violencia de género a las amenazas, coerción u otra privación de libertades. El entorno influye en la forma en la que se manifiesta en las personas este tipo de conductas.

 Los medios de comunicación ponen cada vez más hincapié en eliminar este tipo de violencia, usando factores publicitarios donde se intentan concienciar porque está mal y como se debe actuar en caso de vivir esta experiencia.

 La gran mayoría de personas que sufren este tipo de violencia son mujeres y niñas, pero también forman parte de este grupo los hombres y personas del grupo LGBTI.

El término de violencia de género se puede confundir con violencia contra la mujer.

 Esto no es lo mismo, puesto que la primera es una expresión donde se destaca la violencia contra la parte femenina de la sociedad y su vulnerabilidad contra la violencia. Y la otra, incluye mayor amplitud de grupos afectados.

 

Se considera violencia de género, ciertos actos como: discriminación laboral, aborto elegido por sexo, prostitución forzada, asaltos o violaciones, infanticidio en base al género, entre otros.

Más de 35 años formando policías nos avalan

Tipos de violencia de género

Entre los tipos de violencia de género se encuentran:

  •  Violencia psicológica: este tipo de acciones se realizan con el fin de producir a la víctima sentimientos de sufrimiento y desvalorización. Entran dentro de esta categoría los insultos, control, reproches, humillaciones, faltas de respeto, entre otros.
  •  Violencia física: este se lleva a cabo con el fin de crear lesiones o dolor físico. En estos casos, la víctima pone en juego su integridad física, poniendo en peligro incluso su vida.
  •  Violencia sexual: esta acción supone obligar al perjudicado tener que someterse a la voluntad del verdugo, ya que se le corta total o parcialmente el derecho a elegir como, cuando y donde tener relaciones sexuales. Esto incluye violaciones y abusos.
  •  Violencia simbólica: esta consiste en la opresión de un sujeto mediante mensajes en estereotipos de género. Esta coloca en posición inferior a un grupo de personas por su género.
  •  Violencia institucional: este es realizado por empleados o funcionarios que pertenecen a una institución u organización, y lo que tratan es de prohibir los derechos de una persona y obtener beneficios de ello.
  •  Violencia doméstica: este tipo de violencia se puede dar en miembros de una misma familia, o en una pareja.
  •  Violencia obstétrica: esta acción se realiza cuando se da un trato inhumano hacia las mujeres embarazadas y no embarazadas por parte de los trabajadores del sector de la salud.

Qué es una víctima de violencia de género

Una persona que es víctima de la violencia de género se trata de una persona que ha tenido experiencias en convivencia con un maltratador. Por lo tanto, tiene secuelas tanto a nivel psicológico y físico (en algunos casos).

 Los síntomas de que una persona ha sido maltratada a estos niveles son similares. El trastorno de estrés postraumático y la depresión son una de las situaciones más frecuentes después de haber sufrido violencia de este tipo.

 Otras de las secuelas más frecuentes son las siguientes:

  •  Secuelas físicas: puede haber señales en el cuerpo, como moretones en el cuerpo, agotamiento físico excesivo, lesiones, etcétera. Hay indicios más notorios que otros, por lo que esto se debe explorar con detalle en el caso de estudio ante las autoridades.
  •  Secuelas emocionales: la baja autoestima, el miedo, el sentimiento y el aislamiento social son algunas de las secuelas más graves que se quedan con la víctima, y las que más tardan en curarse. Es importante que la víctima tenga una terapia intensiva con especialistas para su posterior integración a la vida social.
  •  Secuelas cognitivas: la víctima sufre de constante confusión ante las situaciones de violencia vividas, por lo que le cuesta tomar decisiones claras. La memoria también se incapacita, haciendo de esto un bucle constante de dolor y desafío.
  •  Secuelas conductuales: se dificulta las habilidades de comunicación al grado, de poder llevar una vida normal de forma cotidiana. En consecuencia a la apatía, también se reduce el nivel de interacción social.

Qué hacer ante la violencia de género

Si somos víctimas de la violencia de género, debemos tomar una serie de medidas en las cuales actuar con la mayor calma posible, pero de forma rápida. Las respuestas que vamos a tener por estas circunstancias van a ser muy variadas, pero antes debemos tener un plan de acción.

  •  No hay que proteger al agresor por encima de todo. Debemos buscar ayuda externa para salir de la disonancia cognitiva. Muchas veces cuando estamos expuestos ante una situación dolorosa de un ser querido, no lo queremos reconocer. Pero hay que salir de esa confusión y ser firme ante la decisión.
  •  Si la agresión es sutil, es posible que nos cueste más identificarle, pero debemos recoger todo tipo de pruebas que nos puedan servir para testificar. Si sufrimos violencia por parte de una parte y hay hijos de por medio, lo mejor es ponerlos a salvo de toda esta situación delicada y lejos del agresor.
  •  Si decides denunciar, debes llamar a las autoridades pertinentes para que puedan actuar en el país donde residas. La violencia nunca se debe consentir. Debes detallar cada uno de los actos que consideres agresiones o maltrato.
  •  No sientas miedo de denunciar, debes tener en cuenta que si el maltratador queda impune ante esta situación, puede ejercer abuso hacia otras personas. No hay que callarse ante este tipo violencia.

 

La violencia de género es algo que ocurre con más frecuencia de lo que podríamos pensar. Las fuerzas de seguridad nacional están ahí para protegernos en caso de que podamos tener una situación tan fatídica como esta.

 Si quieres ser parte del grupo de seguridad nacional y ayudar a las personas que sufren, por desgracia, estas historias de injusticia y contribuir a la sociedad, puedes apuntarte en nuestra academia y nosotros te daremos la formación para presentarte a las oposiciones como policía nacional.

 

¿Te apuntas?

Contacta con nosotros

Para resolver cualquier duda (precios, horarios, convocatorias...), así como para la oportuna reserva de plaza o compra de material didáctico relacionado con la oposición, no dudes en contactar con nosotros.

También puedes venir a vernos, o llamarnos, de lunes a jueves de 16h a 20:30h.