Debido al nivel que requieren las pruebas físicas para las oposiciones a policía nacional, se debe tener un cierto nivel de preparación previo para poder superarlas. Por ello, tienes que tener una base para poder presentarte y no fallar en el intento.

No solo porque así vas a conocer lo que debes trabajar, sino porque eso te dará la determinación necesaria y la mentalidad que necesitas.

Los siguientes trucos y consejos citados servirán en esos momentos de nervios y muchísimo entusiasmo a la vez. Es necesario para que sean útiles, que apliques todos y cada uno de ellos.

Oposiciones Policia Nacional Academia de Policia Nacional Madrid JoyfePol Feres

La práctica es la mejor maestra

Siempre hay que irse por la línea básica de la lógica, si practicamos a diario en aquello donde fallamos, vamos a volvernos expertos, porque la práctica es lo que nos da la suficiente solvencia y seguridad ante las actividades.

De modo que, debemos tener una disciplina y constancia diaria para que podamos tener el éxito en nuestras manos. En este caso, si nos vamos a presentar para estas pruebas, debemos realizar mucho entrenamiento sobre cada prueba y tener la suficiente paciencia para poder avanzar.

Las pruebas de las oposiciones son las siguientes: circuito de agilidad, dominadas y carrera de 1.000 metros. Tener una idea clara de cómo son las pruebas físicas para estas oposiciones, te hará tener más probabilidades de éxito.

Ahora, si nos paramos a analizar, todas y cada de estas pruebas tienen diferentes matices de desarrollo físico.

Más de 35 años formando policías nos avalan

Circuito de agilidad

Estas pruebas se basan puramente en cómo se devuelve el opositor a nivel físico y ver si para entrar en la academia puede alcanzar el nivel que se exige. Un detalle a estar atento es que el Tribunal hace una pequeña parada antes de decir ¡ya!.

En el circuito de agilidad, debemos desarrollar resistencia física, además como el propio nombre de la prueba lo indica, agilidad para poder rebasar las vallas que se encuentran en la pista.

En este tipo de prueba, debemos de tener en cuenta que los reflejos también son muy importantes. Por ello, a todos los niveles, tenemos que prepararnos haciendo carreras lo más parecidas a lo que serán las pruebas.

Podemos acudir a centros polideportivos y acondicionarlo con la ayuda de los supervisores del lugar. Lo importante es que pueda imitar lo que es la prueba de la vida real.

Hay dos oportunidades para superar la prueba de carrera de agilidad, por lo que hay que aprovecharlas al máximo. Si eres diestro, podrás salir por la derecha, si eres zurdo, lo recomendable es salir por la izquierda.

Es recomendable que en esta carrera de agilidad que, al estar cerca de una valla, no subas antes de 20 cm o 30 cm, ya que, si lo haces antes, puedes golpearlo con la espalda al subir. Y esto dificulta tu aprobado en las oposiciones.
También se recomienda que ensayes en una pista todos los movimientos que vas a realizar, incluso los pasos, para tener mayor idea de cómo vas a ejecutar cada salida.

Dominadas

Las dominadas requieren otro tipo de característica física, la fuerza. Las dominadas son ejercicios que deben de hacerse de forma correcta, y dedicarle suficiente tiempo en este ejercicio hará que podamos adquirir la fuerza las cualidades necesarias para aprobar esta prueba.

En esta prueba concretamente, es necesario controlar los nervios para que nuestras manos no suden mucho y no tengamos problemas en la sujeción en la valla. De todas formas, podemos aplicar magnesio para adherirse mejor a la valla.

Las dominadas son diferentes en mujeres y hombres. En mujeres se mide la fuerza, en mujeres se mide la resistencia. Así que, debemos entrenarlo dependiendo de lo que pide este ejercicio según el género.

Tener una buena alimentación influye mucho a la hora de presentarnos en esta o en cualquier actividad física. Por ello, debemos cuidar mucho nuestra alimentación, también las horas de sueño, quitarnos el estrés, relajarnos y entrenar fuerte para que todo esto de resultado.

En el caso de mujeres, el ejercicio consiste en quedar, el mayor tiempo posible, en la posición que se describe: brazos flexionados, presa con las palmas de la mano hacia atrás, piernas completamente extendidas y sin tocar el suelo, barbilla situada por encima de la barra y sin tener contacto con ella.

Carrera de 1.000 metros

Esta es la última prueba, por lo que no debe tomarse a la ligera. Ninguna prueba debe tomarse con improvisaciones. Se trata de hacerlo bien y que puedas obtener un aprobado, no de ir a loco a darlo todo, pero sin ningún tipo de técnica.

 

Debes estudiar y medir el tiempo en que tardas en recorrer 100 metros, debes tener todo esto preparado. Solo de esta manera, podrás conocerte y saber las posibilidades que tienes de salir victorioso de esta última prueba.

Esta prueba no se trata de salir como un rayo, sino de soportar las dos vueltas y media, y llegar a la meta en un tiempo suficiente para aprobar. Por ello, lo mejor es no darlo todo en la primera vuelta, sino reservar esa energía para la segunda, y así poder adelantar a los que han salido antes que nosotros.

En la primera vuelta, nuestro cuerpo aún está calentando, y no está bombeando suficiente oxígeno a la sangre como para que vayamos con fluidez. Es de suma importancia que el calentamiento sea intenso, y que nos sintamos con suficiente destreza muscular para no lesionarnos.

La carrera de 1.000 metros es una prueba donde ponemos a prueba nuestra capacidad cardiovascular. En esta prueba en particular, lo que debemos es ir con ligereza hacia la meta para poder superarla.

Es recomendable usar zapatos que pesen poco para que no nos suponga un hándicap a la hora de presentarnos. Debemos recorrer esta cantidad de distancia a una velocidad bastante alta, por lo que salir a correr nos vendría bien para obtener resistencia cardiaca.

Esta prueba también tiene una parte psicológica, por lo que no debemos llevar una mentalidad negativa, ni mucho menos. Sobre todo, a la hora de hacer la segunda vuelta, ya que en esta nos estaremos jugando una entrada a la academia de policía.

Debes sobre mantener la concentración, estar tranquilos, y controlar la respiración, para tener la energía suficiente para llegar a la meta. Si seguimos todas estas pautas, podremos llegar sin problemas y poder aprobar todas estas pruebas.

En general podemos decir, que estas pruebas requieren su nivel de preparación y constancia, por lo que debemos tener mucha disciplina a la hora de prepararlo. Llevar un seguimiento de cómo vamos mejorando también es esencial.

Otra clave para acercarnos más a la idea de cómo son las pruebas, es preguntar cómo lo han hecho otros opositores que han aprobado. Siempre es bueno saber sus experiencias.

Si somos noveles, podremos aprender de todos estos consejos, y nos presentamos por segunda vez, debemos ver el aspecto positivo y no desmoralizarnos. Siempre a tener en cuenta que podemos aprender de los errores y así, corregirlos e ir a por todas en la siguiente vez.

Si quieres presentarte a las oposiciones como policía nacional, nosotros tenemos la mejor formación para que puedas entrar sin dudas y con todos los conocimientos necesarios. Puedes pedir cita para que te podamos asesorar o matricularte en nuestros cursos.

Contacta con nosotros

Para resolver cualquier duda (precios, horarios, convocatorias...), así como para la oportuna reserva de plaza o compra de material didáctico relacionado con la oposición, no dudes en contactar con nosotros.

También puedes venir a vernos, o llamarnos, de lunes a jueves de 16h a 20:30h.